Inglés y Negocios: Rompiendo el Esquema

Inglés y Negocios: Rompiendo el Esquema

Inglés y Negocios: Rompiendo el Esquema

La mayoría de los profesionales en empresas globales cuentan con muy buenos estudios de inglés. Aún así, muchos nos cuentan que en reuniones, calls o presentaciones no logran funcionar como lo harían es castellano. ¿Cómo achicar esa brecha? ¿Y si rompemos el esquema de “estudiar inglés” y emprendemos el camino hacia la comunicación efectiva? Los siguientes tips pueden ayudar:

1. Visualizar la meta

Imaginate participando en una reunión en inglés: te sentís bien, captás las ideas claves, te expresás con seguridad y, si tenés que clarificar algo, lo hacés con confianza y en el momento justo. En suma, aportás al proyecto el 100 % de tu potencial. No es necesario que seas bilingüe para lograr esto, lo que sí necesitás es estar preparado.

2. Focalizarse en lo que genera valor

En el ámbito corporativo los hablantes no nativos de inglés superan ampliamente a los nativos. En este escenario, el inglés es en una herramienta con un único fin: comunicarse con efectividad. No temas cometer errores gramaticales o “sonar” distinto ya que, en general, estas imprecisiones no interfieren demasiado. Lo que sí impacta es el uso espontáneo de frases claves que organizan y regulan el flujo interactivo, por ejemplo, para conectar ideas, intercalar preguntas o resumir.

La experiencia de Silvina resume qué se logra con este enfoque.

3. Desarrollar la competencia intercultural

La capacidad de desempeñarse en escenarios multiculturales es una competencia clave que también se entrena. La interacción en inglés entre, por ejemplo, un asiático y un latinoamericano será efectiva si ambos han ejercitado empatía, apertura y flexibilidad para entender y adaptarse a estilos de expresión muy distintos al propio.

4. Crear el hábito de entrenar

Para practicar un deporte en las mejores condiciones tenemos que entrenar regularmente. De lo contrario, nuestro desempeño decae. Lo mismo pasa con una lengua extranjera. La intensidad y tipo de entrenamiento puede variar, la clave es la regularidad. Pensalo como un proceso que podés disfrutar y que te ayudará a desempeñarte con confianza en el próximo partido.

En On Target ayudamos a nuestros clientes a implementar estas ideas de manera sistemática. Innovamos en contenidos, formatos y recursos que rompen con el esquema de “estudiar” inglés y se centran en amplificar la gama de habilidades que resultan clave para la comunicación. Así, la inversión en tiempo y dinero que realizan genera resultados concretos tanto para la evolución profesional como para la expansión empresarial.

Prof. Gabriela Piccirilli